160 millones de dólares por año tendría el MV si aumenta un 0,1 % el Impuesto al Patrimonio.

Así lo aseguro el secretario de Fucvam Gustavo González tras referirse a los recortes del gobierno a ésta cartera y la propuesta de la Federación para enfrentar esta situación.

El Secretario General de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua Gustavo González, señalo a la prensa que el Ministerio de Vivienda se vio afectado por el recorte del decreto 20/20 en un 15 %, más los recortes que tuvo en la ley de presupuesto situación que afecta el normal funcionamiento de este Ministerio. En ese sentido señalo que una forma de enfrentar este tema es reactivando el Fondo Nacional de Vivienda,  fondo que dejara de funcionar en el año 2002 tras desaparecer  100 millones de dólares y que nunca más  fuera  reconstruido.

En ese sentido relato que a fin del año pasado la Dirección Nacional de Fucvam inicio una ronda de negociación con las bancadas  parlamentarias con el objetivo de negociar la reconstrucción del fondo proponiendo un incremento del impuesto al patrimonio del 0,1 % el cual otorgaría al Ministerio de Vivienda 160 millones de dólares por año.

Para el dirigente es importante dotar a esta cartera de un fondo para que  no esté atada a partidas presupuestales de ningún  gobierno. Como ejemplo de esta situación  González informo que actualmente debido a los recortes del gobierno,  solo 5 cooperativas pudieron escriturar de las 16 que tienen todo listo para hacerlo, al tiempo que conto que a esta situación se le suman los atrasos en los sorteos. Al día de hoy  hay 101 cooperativas que están a la espera situación por demás angustiante para las familias dijo González.

En otro orden se refirió a la propuesta de la Ministra Irene Moreira para permitir la construcción con materiales alternativos  tales como el barro, la madera y el plástico. En ese sentido señalo que “en principio no nos oponemos a la construcción con nuevas tecnologías ya que desde el año 90 el sistema cooperativo las utiliza”.

Para González una forma de abaratar costos en viviendas es estimular el sistema cooperativo, ya que uno de los argumentos de la Ministra para permitir la construcción de viviendas con estos materiales se debe a los costos, señalando que el metro cuadrado valdría  1000  dólares mientras que las casas en las cooperativas tienen un costo de 910 dólares por metro cuadrado, por lo tanto saldría más barato armar cooperativas que construir con nuevas tecnologías.

 A si mismo indicó, que “donde se debería de bajar los costos es en las llamadas viviendas de interés social, ya que actualmente rondan los 130 o 140 mil dólares, costo difícil de acceder para las familias que conforman el déficit habitacional de 70 mil familias.