Entre el Santa Lucia y el Brasil… 

El movimiento cooperativo desde sus comienzos estuvo muy arraigado al interior y como no estarlo si sus comienzos fueron en el interior del país, mal llamado por nuestros compañeros cooperativistas…  los de afuera (como si alguien estuviera adentro o fuera del país) si somos uno solo, que vibra, lucha, sueña y piensa en mejorar el habitad y las condiciones de vida de nuestros vecinos ciudadanos del mismo país.

Hoy por hoy el crecimiento del cooperativismo en los departamentos de interior nos lleva a preocuparnos y ocuparnos de una forma excepcional en la formación de cuadros y dirigentes abocados a todas las áreas de formación. Como olvidar el brote cooperativo de Soriano principalmente  en su capital Mercedes  o un poquito más al norte en la ciudad hermana de Young donde entre zafra y zafra surgen cooperativas, o en la heroica Paysandú  y sus desafíos de construir en donde fue una fábrica que los malos administradores partieron con sus ganancias al exterior del país dejando a cientos de familias sin su sustento.

Generaciones enteras acostumbradas al trabajo con los respectivos permisos de menores, entraban con 15 años y se jubilaban en la fábrica construyendo una economía fuerte con familias enteras que trabajaban  en la ex Paylana.

El gobierno de turno opto por comprar las instalaciones para apostar al cooperativismo en sus diferentes versiones, de producción y de viviendas para crear en lo que bien hubiese sido un depósito de cueros una ciudad dentro de la misma ciudad con la construcción de más de 500 viviendas y muchas de ellas cooperativas de ayuda mutua para que PAYSANDÙ siga latiendo y viviendo como en antaño, lleno de sueños y desafíos.

Es por eso que ahí se afincaran 4 cooperativas de FUCVAM con nuestras reivindicaciones y nuestras luchas como estandarte. Como olvidarlo; si hasta el primer cartel en una de ellas  y en las primeras reuniones estuvimos presentes siguiendo su proceso.

Caminando para la zona este de la ciudad, otro complejo que tiene sus comienzos en Trabajo por Uruguay  donde se formaron las ya habitadas Covitru , Covinorte y la próxima en construir será Covisurpay también creada en esos proyectos del Mides donde la Mesa de Paysandù  de Fucvam con el desaparecido físicamente  Flaco Pratt pusieron mucho pensamiento y horas de talleres con estos compañeros que se acogían a esos planes sociales en el año 2002 y desde ahí en  adelante la llamita de la esperanza y el techo digno prendió y no se más apagó. Como también lo harán en el mismo predio tres cooperativas más, Covipark  Covicitrus y Coviazu nos hace pensar y soñar en tres cooperativas habitadas a la brevedad terminadas en tiempo y forma como en antaño……

Esta mirada a un trozo del país ojala  sea replicada con otras notas por otros compañeros de otros lugares del país y así conocer y leer de más luchas y sueños en diferentes rincones de nuestra patria. A lo mejor no es muy bueno el léxico utilizado pero es la vista de un militante que  ha tenido la suerte de recorrer algunos pueblos de este hermoso país.

Vivan las cooperativas del Uruguay….

Donde se respiran sueños de igualdad…

William Guerrero

Directivo Nacional – Región 2